Porque hay vida durante el cáncer…

By Fundación Diversión Solidaria
In diciembre 21, 2018
On Blog
661 Views

Después de un año cargado de ilusión, diversión y emociones positivas, llega la hora de poner el punto y seguido a cada uno de nuestros programas. En esta ocasión, el punto y seguido del programa dirigido a paciente oncológico adulto llega de la mano de Ana Preysler, psicooncóloga de nuestra Fundación y responsable de las sesiones de inteligencia emocional, quien nos habla de la importancia de las emociones positivas en una enfermedad como el cáncer.

1. ¿Cómo puede influir una actitud positiva en una enfermedad como el cáncer?

Puedo responder a esta pregunta desde dos ángulos, uno biologicista y otro psicológico. Voy a empezar por el primero.

El sistema inmunitario es el responsable de cuidarnos y preservar los contagios y la adquisición de numerosas enfermedades. Uno de los principales enemigos del sistema inmunitario, por no decir el número uno, es la ansiedad crónica. Estresarnos cuando tenemos que abordar un reto en nuestra vida es normal y adaptativo, ahora bien, cuando se convierte en un fiel compañero de nuestro día a día, la cosa cambia, se convierte en ansiedad crónica y muchas veces, generalizada.

Si nos centramos en la enfermedad del cáncer, nuestro cuerpo en su proceso de generación celular también genera células cancerígenas, que no son otra cosa que células inmaduras (blastos), nuestro sistema inmunitario las detecta y elimina a través de las células T. Ahora bien, ¿qué ocurre cuando acumulamos altas dosis de cortisol (que lo hacemos cada vez que nos estresamos) porque vivimos en un constante y permanente estado ansioso?, esta toxicidad debilitará nuestro sistema inmunitario y no puede, por tanto, que no sea capaz de luchar de forma adecuada contra la detección y eliminación de estos blastos.  Conclusión: aumentamos el riesgo de padecer un cáncer (¡ojo!, siempre aclaro que el cáncer es multifactorial, nunca se debe a una causa única).

El otro ángulo desde el que se puede contestar a esta pregunta es desde el psicológico. ¿Puede una actitud positiva ayudarnos en la lucha contra el cáncer? (y me refiero al camino, no a terminar con la enfermedad), ¿y se puede contestar sin que resulte una respuesta ilusoria y poco aterrizada?, rotundamente si. Una actitud positiva te permite ser más creativo en la búsqueda de soluciones y más resolutivo en la toma de decisiones, te permite, por ejemplo, buscar al mejor especialista, hospital, pedir una segunda opinión o ir poniéndole soluciones a los daños colaterales de la enfermedad (busco un fisio, una tienda fabulosa de pelucas o me apunto a uno de los maravillosos programas que organiza la Fundación).

La persona positiva tiende a moverse en términos de espíritu de lucha, no se va a dar por vencido tan rápidamente aunque tampoco pierde de vista la realidad de las circunstancias. Una actitud positiva nos mantiene alejados de los bloqueos, las resignaciones o los pensamientos catastrofistas que de tan poco valen.

2. Ahora es habitual oír hablar de “Inteligencia Emocional” pero, ¿qué es? ¿Por qué son importante estás sesiones en pacientes oncológicos?

Es cierto que un término que se ha puesto muy de moda pero no es para nada un término nuevo ni pasajero. Cuando decimos que alguien tiene una elevada IE queremos decir que cuenta con herramientas y recursos personales adecuados para entender y gestionar sus propias emociones y además, es capaz de hacer lo mismo con las del prójimo lo cual facilita enormemente las interacciones sociales. Ofrecen mucha seguridad a la persona, suele ir de la mano de una autoestima sana y permiten además tener un adecuado autoconocimiento y auto-regulación emocional.

Tener una adecuada IE es importante y útil para todos nosotros pero si nos centramos en el paciente oncológico considero que es de suma importancia ya que pasar por un proceso de cáncer es una de las experiencias vitales más duras, en él van a converger todos los estados emocionales posibles y creo que ayudarles a prepararse para ello es de suma importancia.

3. ¿Qué se puede vivir en una sesión de “Inteligencia Emocional”?

Creo que una sesión de IE se puede plantear de mil maneras, yo os cuento acerca de la mía.

En mis sesiones el objetivo principal es que los participantes, mis chicas con las que comparto tan buenos ratos, adquieran recursos personales útiles para entender y gestionar mejor sus emociones y las de la gente que les rodea, llegar a conocerse un poquito mejor y ganar confianza en ellas mismas.  Pero además trato de propiciar un lugar de encuentro con un clima que invite a la risa y también a las lágrimas, para el desahogo, para compartir experiencias y conocimiento, un entorno seguro en el que todo lo que surja será bienvenido sin ser juzgado.

4. ¿Qué destacarías del programa dirigido a paciente oncológico de Fundación Diversión Solidaria?

Hace ya unos años me invitaron a unirme a este precioso programa y a día de hoy me sigue pareciendo increíble. De él destacaría la calidad y minuciosidad con la que escogen y definen cada actividad, siempre dirigidos por grandes profesionales y pensando como poder “mimar” a cada paciente.

5. ¿Qué te llevó a decir “sí” a esta aventura junto a Fundación Diversión Solidaria? ¿Qué te llevas de esta experiencia?

Cuando me lo plantearon ni lo dudé, empezamos con el proyecto de la evaluación cualitativa del impacto de la diversión y las emociones positivas en el paciente oncológico adulto. Es un área en el que creo y defiendo y formar parte de él me parecía un lujo. También me enganchó el equipo de la Fundación, un equipo muy humano que piensa (y lo demuestra) que los pacientes son lo primero.

6. “Porque hay vida durante el cáncer” es el mensaje sobre el que se construye nuestro programa. ¿Cuál es tu mensaje para una persona que se encuentre en un proceso oncológico?

No puedo estar más de acuerdo con este lema. Que te toque pasar por un proceso de cáncer es una canallada pero nadie dice que batallarlo sea incompatible con seguir viviendo. La vida no nos espera, la vida sigue y creo que nos seguimos debiendo disfrutarla, exprimirla hasta cuando nos tocan momentos tan duro

Leave A Comment